Arecaceae


Arbustos o árboles con tallos generalmente no ramificados, raramente trepadores, a veces con espinas. Hojas simples, alternas, diferenciadas en lámina y pecíolo, usualmente agrupadas helicoidalmente al final del tallo en una corona, sin estípulas; pecíolo envainador, con o sin espinas, la vaina decidua o persistente; lámina pinnada (originada por escisión de una lámina originalmente entera), palmeada o costapalmeada, generalmente plegada. Inflorescencias en espigas, racimos o panículas, axilares o a veces terminales, subtendidas por un profilo o espata persistente o deciduo. Flores pequeñas, actinomorfas, bisexuales o unisexuales (plantas monoicas, dioicas o polígamas), usualmente con rudimentos del sexo no funcional (estaminodios o pistilodios). Cáliz compuesto por 3 sépalos libres o concrescentes, imbricados. Corola compuesta por 3 pétalos, libres o concrescentes, imbricados o valvares. Estambres 3, 6 o numerosos; filamentos libres o concrescentes, a veces adnatos a los pétalos. Gineceo súpero, compuesto por (1-)3 (a muchos) carpelos libres o concrescentes; estilos en igual número que carpelos, libres o concrescentes, a veces ausentes y entonces los estigmas sésiles. Fruto en drupa generalmente monosperma, comúnmente seca, fibrosa y con colores vistosos, menos frecuentemente una baya.

Tres especies de Arecaceae se encuentran en el área de la estación.

Descargar Clave